Cómo Hacer una MASCARILLA de MAICENA y BICARBONATO

Cómo Hacer una MASCARILLA de MAICENA y BICARBONATO

La maicena debido a sus propiedades antioxidantes y alta concentración de vitamina E ha sido utilizada desde la antigüedad para cuidar la piel, hoy te enseñaremos: como hacer una mascarilla de maicena.

Ingredientes para hacer la mascarilla de maicena

1 cda de Bicarbonato Casero Sello Azul
1 cda de Maicena
1 cda de agua

Pasos para realizar la mascarilla de maicena

Paso 1

Lo primero que se debe hacer antes de aplicar la mascarilla es lavar por completo el rostro, para en el caso de las mujeres retirar el maquillaje y para remover las impurezas que se acumulan a lo largo del día como la grasa, smog o sudor; para que así al momento de aplicar la mascarilla, ésta tenga una mejor acción sobre nuestro rostro. Después de lavar con agua y jabón secar con una toalla limpia.

Paso 2

En un recipiente pequeño mezclar los tres ingredientes, que son Bicarbonato Casero Sello Azul, la maicena y el agua hasta formar una pasta, esta pasta debe tener una consistencia líquida, si está muy espesa se debe agregar más agua y si por el contrario está muy líquida agregar más maicena.

Paso 3

Colocar la mezcla sobre el rostro dando suaves masajes, para esto se debe aplicar un poco de la pasta en los dedos e inmediatamente la ponemos en todo el rostro. La maicena es un potente limpiador facial, previene y reduce las arrugas y el Bicarboanto Casero Sello Azul gracias a su efecto exfoliante elimina las células muertas de la piel. Puedes encontrar Bicarbonato Casero Sello Azul en Kywi, Supermaxi, Mi Comisariato, Tía, Santa María, Coral y nuestra tienda online.

Paso 4

Una vez que se haya colocado en el rostro se debe esperar por lo menos 15 minutos para que la maicena y el bicarbonato de sodio hagan efecto sobre la piel, se debe esperar en un lugar tranquilo donde la persona se pueda relajar, y lo más importante es que debe ser un lugar sombreado ya que el sol puede lastimar nuestra piel con esta mascarilla puesta.

Paso 5

Pasado el tiempo de espera, nuevamente se debe lavar el rostro con abundante agua y jabón para retirar la mascarilla, una vez que el rostro esté libre de la mezcla, la piel se sentirá como nueva y lucirá blanca, esto se debe a que las células muertas de la piel ya están retiradas.

Y así es cómo hacemos una mascarilla de maicena con bicarbonato, puedes realizar esta mascarilla una vez por semana, aquí te compartimos nuestro video.